martes, 23 de mayo de 2017

Bodegas Remelluri

Vinos de reconocido prestigio
"El origen de la Granja de Remelluri se pierde en la noche de los tiempos. Una necrópolis en el centro de la finca indica la existencia de un poblado ya en el siglo X. Nos habla del conde alavés Erramel, fundador de Erramelluri, topónimo histórico medieval. En el siglo XIV, monjes jerónimos se asentaron en estas tierras, creando una granja monástica. En su entorno, vestigios de poblaciones prehistóricas, romanas, visigodas, árabes y medievales indican una actividad agrícola desde tiempos remotos."
(Fuente: www.remelluri.com)

lunes, 22 de mayo de 2017

Voluntarios en la Plaza

17 de junio de 1942 - (Fuente: AMVG)
La División Azul
En la fotografía, misa en la Plaza de España de la División Azul. Destaca la figura del capitán alemán Lang, que acompañaba a los voluntarios.
"El periódico Pensamiento Alavés presentaba en 1942 una necrológica elogiosa del teniente José Baigorri, al que denominaba héroe. Nacido en Villabuena de Álava, fue encarcelado a los 16 años por un altercado con militantes izquierdistas. La prisión encendió más su ideología conservadora y al comienzo de la rebelión militar se apuntó como voluntario requeté."
(Fuente: www.elcorreo.com)

domingo, 21 de mayo de 2017

Mesón Nacional

Año 1954 - (Autor: José María Parra) - (Fuente: AMVG)
Un restaurante excelente en pleno centro
"Estaba situado en la calle Dato, entre el Bar Marinda y la Heladería Italiana. A unos cuantos metros se encontraba el estudio del autor de la fotografía. La parte trasera del restaurante y su cocina daban a la calle del Arca. Pasear por esta calle era un placer, por los deliciosos aromas de los fogones del Mesón Nacional, Garmendia, Marinda, Chonete, Capri... En la acera de enfrente estaban Bodegas Carrascal y La Juanita, donde se degustaban las mejores cristinas y bombas de crema. Fue ésta en 1950 la primera charcutería, pastelería y vinoteca en Vitoria."

sábado, 20 de mayo de 2017

Balneario de Sobrón

Residencia Luis Fernando Orión
"Bajo las raíces de dos gigantescos cipreses centenarios manan aguas cálidas bicarbonatadas y sódicas, eficaces para aliviar numerosos problemas de salud. Fue allí, junto a los manantiales de Sobrón y Soportilla donde la Diputación Alavesa levantó en 1858 el primer edificio del balneario. Seis años después, José Ignacio Aresti adquirió los dos manantiales y realizó una gestión tan brillante, que consiguió la primera licencia española para embotellar agua mineral y exportarla a Cuba."
(Fuente: www.elcorreo.com)
´